Usted Esta usando un navegador muy obsoleto.

Para que pueda tener una navegaci�n mas fluida y r�pida lo invitamos a usar un navegador moderno

Al-Pacine

Opinión: Star Wars: Rogue One

Por: cinefilo / 17 - 12 - 2016

Compartir: Facebook Twiiter
Luego que George Lucas quedara fuera del desarrollo del nuevo universo cinematográfico deStar Wars, Disney se tomó las cosas en serio y apostó por lo seguro para dar forma al muy satisfactorioEpisodio VII: El Despertar de la Fuerza. Con este punto a favor lo que tocaba era dar forma al primero de los anunciados spin off, en este caso una historia ubicada entre los episodios II y IV y que ahora conocemos comoStar Wars. Rogue One.
El Imperio Galáctico está terminando una poderosa arma, la Estrella de la Muerte, y para impedir que se convierta en un peligro incontrolable, los Rebeldes recurren a la joven Jyn Erso (Felicity Jones), cuyo padre es uno de los responsables de su construcción. Ella junto a a un grupo de valientes (interpretados entre otros por Diego Luna, Riz Ahmed y Donnie Yen) intentarán robar los planos de esta arma, lo que significa enfrentar al ambicioso oficial Krennic (Ben Mendelsohn) y al temible lord sith Darth Vader (voz de James Earl Jones).

Star Wars: Rogue Oneinicia buscando generar interés en sus personajes, todos nuevos de cara al público, intentando generar una empatía que luego haga nos preocupe la suerte que pueden correr. La mala noticia es que ninguno de estos personajes, aunque simpáticos, sin especialmente memorable, por el contrario, se entiende puedan ser incluso prescindibles.
De ahí que el primer tramo de la cinta sea tan irregular y convencional, llamando la atención apenas por algunos apuntes para los fanáticos como la reaparición de personajes como Darth Vader o el general Tarkin, con nula profundidad en la subtrama de Jyn Erso y su padre, y menos a la hora de construir el equipo que emprende la aventura. Hasta ahí la ausencia de emociones era la característica principal de la cinta.

FelizmenteStar Wars: Rogue One toma una gran bocanada de aire una vez que se deja llevar por la aventura y se dedica a equilibrar la acción bélica con el espíritu emotivo de la saga, logrando grandes momentos cinematográficos, sobre todo en aquella breve pero memorable aparición de un desatado Darth Vader.
Este cúmulo de emociones que Star Wars: Rogue One regala en su clímax –se agradece traer de vuelta como se merece a Darth Vader- maquilla su no tan satisfactorio tramo inicial, dejando la engañosa sensación de ser una mejor película de lo que en realidad es. Como experimento para ampliar el universo galáctico está bien, pero está lejos de ser lo mejor de la saga.7/10
Compartir: FacebookTwitter

Publicado por:

Sígueme