Imagen de Moss
REVIEW

Moss

Una herMOSSa aventura de realidad virtual

Síguenos:

Por

Publicado: 05 de marzo del 2018

Plataforma: Playstation VR, PS4 Publicado por Polyarc Desarrollado por Polyarc Lanzamiento: 27/02/2018

Moss es justamente lo que el PlayStation VR necesitaba, un juego dedicado a aprovechar sus beneficios y diferentes funcionalidades. Capaz de sumergirnos en un mundo virtual, no como un simple expectador, sino como un habitante capaz de interactuar con los personajes e influir en la historia.

Moss apareció ante el público por primera vez en el E3 2017, siendo quizás el exclusivo de PlayStation VR que más atención atrajo del público durante la conferencia de Sony.

Con esto no quiero decir que la PS VR no tuviera ya algunos títulos muy interesantes. La plataforma de realidad virtual de Sony es sin duda una de las opciones más atractivas de su tipo. No solo por su reducido precio frente al Oculus o al Vive de HTC, sino también por contar con opciones como Resident Evil VII, Rez Infinite o Until Dawn: Rush of Blood, por nombrar algunos.

Sin embargo, la mayoría de estos ejemplos son solo adaptaciones para funcionar con el visor o cortas experiencias cinemáticas o en rieles. Moss en cambio es una de aquellas excepciones que en lugar de solo adaptar su cámara al PlayStation VR, aprovecha las ventajas del dispositivo y diseña sus mecánicas alrededor de éstas.

A pesar de ser algo corto, Moss es un juego hecho y derecho; con varios niveles llenos de puzzles y acción que te retan como jugador y aprovechan la gran inmersión de la realidad virtual para convertirte en uno de los protagonistas de una mágica historia, al lado de uno de los personajes más carismáticos de esta generación de PlayStation.

 

Moss nos coloca literalmente dentro de una mágica historia gracias al PlayStation VR.

 

Una heroína en miniatura

Moss inicia contándonos la historia de un reino del mismo nombre y una batalla que hace mucho tiempo atrás no solo cobró la vida del rey de los ratones, sino que marcó la aparición de un malvado ser que causó gran destrucción. Cuenta la leyenda que un guerrero hizo frente a esta maldad y que, utilizando un artefacto mágico y la ayuda de otros valientes, logró derrotar al mal y recuperar la paz.

Quill es tan carismática y comunicativa, que no me sorprendería verla al lado de las principales mascotas de PlayStation en un futuro cercano.

Ha pasado ya algún tiempo de esto y el artefacto, sellado en un árbol, ha vuelto a aparecer para ser encontrado por una joven ratoncita de nombre Quill. Por si esto fuera poco, apenas Quill toma el fragmento se da cuenta que un enorme ser casi fantasmal la está observando de cerca.

Este ser es el “lector” y representa tu rol como jugador en la historia. El lector avanza la historia de Quill capítulo a capítulo desde un libro mágico y, tal como en la película “La Historia sin Fin”, es el segundo protagonista de la historia. Para quienes hayan jugado Tearaway, la situación les será algo familiar pues los personajes del juego reconocen al lector e incluso hablan contigo directamente.

 

Moss pic002

En Moss no eres solo un espectador, sino el principal apoyo de Quill para vencer los retos.

 

Usando estos elementos, Moss logra armar una simple pero tierna historia donde ambos protagonistas avanzan juntos superando peligros como aliados. La trama, que cuenta con un ligero parecido a El Señor de los Anillos, está formada por una serie de puzzles y batallas unidas por secuencias narrativas a través de las que Quill y el lector deberán apoyarse para salir victoriosos.

Moss puede durar poco; pero esto puede ser positivo por lo cortas que suelen ser las sesiones de VR.

Creo que lo único malo que vi en la historia de Moss es su corta duración. Las 4 a 5 horas que toma terminarlo no ayudan a los personajes a lucirse, siendo Quill la única excepción. Es a ella a quien más conocerás, no solo a través de la narración, sino también gracias a sus gestos, manerismos, animaciones y por supuesto la forma en que se dirige al “lector”; saludándote, felicitándote y pidiendo “chocar los cinco” o usando lenguaje de señas cuando completan un puzzle juntos o si te quiere dar una pista.

Moss se presenta más como una hermosa fábula para niños que como una historia épica. Su encanto no recae en complicados hilos de historia, sino en lo bello de su mundo y en el carisma de Quill. Lamentablemente, justo cuando alcanza mayor intriga, el juego termina en un cliffhanger. Me hubiera gustado jugar mucho tiempo más, pero el final no me desanima, sino que me deja con ansias de ver lo que vendrá.

 

Moss pic003

La historia de Moss avanza capítulo a capítulo como si leyeras un libro en una misteriosa biblioteca.

 

El lector y la ratona

Como dije más arriba, Moss no es un juego que solo adapta la cámara a una vista de primera persona para VR y ya. Este título integra la funcionalidad del visor a la jugabilidad para dejar en claro tu posición como un ser que también puede explorar este mundo, así como interactuar con sus objetos y con Quill.

Controlaremos directamente a los dos protagonistas de la historia: El lector y Quill. Es posible moverlos uno a la vez, pero el juego nos forzará a coordinar movimientos simultáneos en varias ocasiones.

El reino de los ratones es un mundo miniatura y para el jugador se ve como una maqueta de una pantalla por nivel. Usando el PlayStation VR puedes mover tu cabeza y ver a través de pequeños pasadizos, cuartos y pasajes ligeramente escondidos u observar detalles al voltear en momentos precisos. Además puedes usar el sensor de movimiento del control DualShock 4 para levantar bloques, abrir puertas y mover varias cosas como si se tratara de tus manos.

Estas funciones, las complementas con tu habilidad para controlar a Quill de una forma más típica con el stick análogo izquierdo y los botones frontales. La ratoncita es capaz de trepar paredes y saltar pequeños abismos casi como Nathan Drake, aparte de usar una espada mágica para luchar cuando es necesario.

 

Moss pic004

Moss cuenta con un sistema de combate simple, pero que pone a prueba nuestros reflejos en contadas ocasiones.

 

El sistema de combate es simple, basado en combos cortos y reflejos para esquivar, pero puede dar un buen reto cuando enfrentas a muchos enemigos. La acción se luce cuando usamos a Quill para enfrentar a unos, mientras que con las habilidades del lector inutilizamos al resto o curamos a la heroina en caso sea herida.

Los puzzles de Moss son el principal reto y también los obstáculos que más satisfacción dan al jugador al ser superados.

Sin embargo, Moss es ante todo un juego de puzzles. Empezarás moviendo cubos de acero y abriendo puertas para Quill; pero en poco tiempo alterarás múltiples plataformas, girarás extraños aparatos y levantarás escudos para progresar y proteger a la ratona de los muchos peligros presentes. Una técnica más avanzada, por ejemplo, involucra controlar enemigos menores y sus diferentes habilidades para abrirte paso.

Los puzzles de Moss son muy divertidos y varios de ellos te harán sentir bastante inteligente y emocionado al descubrir la larga secuencia de movimientos, plataformas, palancas y switches necesaria para superar un nivel. La curva de dificultad está muy bien diseñada y gradualmente complica los rompecabezas agregando nuevas mecánicas y opciones, sin abrumarte con demasiado contenido de golpe.

Si probaste Tearaway o Echochrome y te quedaste con ganas de más, puede que Moss satisfaga parte de esa hambre por los rompecabezas y las plataformas; pero con su toque personal.

 

Moss pic005

Los puzzles son el corazón y mayor atractivo de la jugabilidad de Moss.

 

El mundo a través del visor

Desde el punto de vista técnico, Moss es quizás el título de PlayStation VR más visualmente agradable que he jugado. Las fotos no le hacen justicia a lo que verás a través del visor. El juego no trata de ser realista ni de presentar una exagerada cantidad de detalle; pero la limpieza de sus texturas, su gran manejo de iluminación y su excelente animación de personajes logra un nivel de acabado e inmersión poco visto en realidad virtual.

Mi única gran queja es la necesidad de recalibrar muy seguido al PlayStation VR luego de 2 o 3 niveles. Por suerte el proceso es rápido y fácil de hacer.

Por otro lado la narración de la historia cuenta con voces agradables que te invitan a seguir escuchando cada escena en la biblioteca mientras pasas las páginas del libro que representa la trama.

Creo que si tengo una queja grande en el apartado técnico es la necesidad de recalibrar muy seguido al PlayStation VR y su cámara. Cada 2 o 3 niveles, luego de mover mi cabeza por el escenario y jalar objetos con el mando, la cámara del PS4 perdía la ubicación correcta de los dispositivos, dificultando los movimientos o descuadrando la visión por unos segundos. Para corregirlo hay que poner pausa y pedir una recalibración.

Afortunádamente este proceso toma solo unos segundos y no necesitas salir al menú inicial para hacerlo. Habiendo dicho esto, no puedo culpar a Moss por el problema y siento que es más un tema relacionado al PlayStation VR y su tecnología de movimiento que al juego en cuestión.

 

Moss pic006

Puede no notarse en las fotos, pero Moss se ve hermoso en PlayStation VR.

 

Conclusiones

Como dije al inicio, creo que Moss es justamente lo que PlayStation VR necesitaba. La plataforma tiene varios juegos, pero la mayoría son modos especiales para títulos ya existentes, remakes o spin-offs reducidos a un estilo arcade. Con la excepción de Farpoint y otros cuantos, hay pocas entregas que se sienten como experiencias completas para consolas de sobremesa y creadas con la realidad virtual en mente desde un inicio.

Moss trae algo para todos. Una hermosa estética y ambientación para atraer a los más pequeños y un buen reto de puzzles y acción para los jugadores más veteranos.

No puedo decir con seguridad que Moss es un “vendedor de sistema” o en este caso “vendedor de periférico VR”, creo que esto depende de tu gusto por el género de plataformas o puzzles y también por las aventuras de tono ligero, fantásticas y con personajes amigables, altamente carismáticos y entrañables.

Pero que quede claro: Moss no es un juego solo para niños, es para todos. Algunos puzzles serán un buen reto a tu lógica sin importar tu edad, y unas pocas secciones de acción necesitarán de los reflejos de alguien ya curtido en unos pocos títulos de acción. Por otro lado, la amigable estética, el hermoso mundo fantástico y la excelente protagonista atraerán sin duda a los miembros más jóvenes de la familia. Es solo cuestión de tiempo para ver a Quill en juguetes, peluches, ropa y por supuesto: Una inevitable secuela.

Moss trae algo para todas las edades y niveles de habilidad. Si no tienes un PlayStation VR y eres fan de los puzzles y plataformas, esta puede ser la razón que te impulse a comprarlo. Si por el contrario, ya tienes el dispositivo y te gustan esos géneros, no dudes en adquirirlo, a solo $30 valdrá la pena cada minuto.

 

La primera gran exclusiva de VR

Moss es una bella, aunque corta, experiencia que aprovecha la inmersión de la realidad virtual para contarnos una mágica historia cuyas principales fallas recaen en el apartado técnico de la plataforma y no en este gran juego.

 

El presente análisis de Moss fue realizado con un código de descarga para PlayStation VR brindado por Polyarc.

8.5 Recomendado

Lo positivo:

  • Quill es realmente adorable y carismática, con el potencial de ser una nueva mascota para PlayStation.
  • La curva de dificultad está muy bien diseñada, pasando de simples puzzles a unos mucho más complejos y retadores.
  • El combate es simple; pero las escenas de lucha están llenas de acción y algunas pondrán a prueba nuestros reflejos.
  • La conexión entre el jugador y Quill se refuerza gracias a la gran narración y gestos del personaje.

Lo negativo:

  • La constante y necesaria re-calibración del PlayStation VR puede ser algo molesta.
  • La historia termina justo cuando su trama agarra más fuerza.
  • El juego no te dice que coleccionables te faltan encontrar, solo cuántos.